La sociedad en contra del sexo

FUNDAMENTOS PARA UNA NUEVA HUMANIDAD – OSHO

 

fundamentos-para-una-nueva-humanidad

 

!Mira a tu alrededor!

!El mundo entero vibra con la energía sexual! !Es la única energía que existe!

El niño nace por mediación del sexo. La flor se abre debido a la energía sexual. El sexo es la materia de la que está hecho el universo, de modo que no lo condenes.

Durante 2000 años de cristianismo represivo nos dijeron que Dios condenaba el sexo. Que el sexo era pecado.

Pero ¿como podría Dios condenar la fuente de la vida? Sería una incongruencia demasiado grande. La religión debería significar superación, no oposición.

“Jesucristo decía que Dios es amor, yo digo que el amor es Dios.”

La sociedad está en contra del sexo. ¿Por qué? Porque si se permite que las personas disfruten del placer sexual, no se les puede convertir en esclavos. 

Es imposible. Una persona que disfruta no puede ser esclava. En eso consiste todo: solo las personas tristes pueden ser esclavos. La persona alegre es libre; tiene independencia.

No se puede reclutar para la guerra a la gente que disfruta, pero si una persona ha reprimido su sexualidad, estará dispuesta y deseosa de luchar. 

Ya no es capaz de disfrutar, y por consiguiente, también es incapaz de crear. Solamente puede hacer una cosa: destruir.

Esta sociedad nuestra depende de una sola cosa: la represión sexual. En otro caso, la economía se destruiría.

Desaparecerían las guerras y con ella toda la maquinaria bélica; la política no tendría sentido y los políticos perderían su importancia.

El dinero no tendría ningún valor si se permitiera que las personas amaran.

Como no se les permite que amen, el sustituto es el dinero, el dinero se convierte en amor.

Una estrategia muy sutil: hay que reprimir el sexo, porque si no, la estructura de la sociedad se desmoronará inmediatamente.

Únicamente la liberación de amor en el mundo nos traerá la revolución.

En este sentido, no existen diferencias entre Washington y Moscú, entre Delhi y Pekín, ninguna diferencia. Todos están de acuerdo en una cosa: que hay que controlar el sexo, que no se debe permitir el inocente goce del sexo.

Para restablecer el equilibrio aparece el tantra: el tantrismo es un remedio, una medicina, y por eso hace tanto hincapié en el sexo. Las religiones dicen que el sexo es pecado, y el tantrismo dice que el sexo es el único fenómeno sagrado.

La sociedad común y corriente está en contra del sexo y el tantra ayuda a la humanidad, contribuye a devolver el sexo a la humanidad.

El ser humano sufre, no está sano porque la sociedad lo ha lisiado en muchos sentidos. No se permite amar completamente, enfadarnos, ser nosotros mismos. Se nos imponen mil y una limitaciones.

Si quieres estar realmente sano, tienes que desinhibirte. Tienes que deshacer todo lo que te ha hecho la sociedad.

Cada cual debe encontrar su camino.

Si vas a nadar, hazlo con todo tu ser. Si corres, sé el correr, no el corredor. El corredor está lleno de egos, ambiciones, competiciones. Si puedes correr sin que esté presente el corredor, correr se transforma en meditación. Baila, pero no seas el bailarín. Simplemente baila y deja que el baile te lleve a donde quiera.

Acepta la vida, confía, y poco a poco la vida destruirá todas tus inhibiciones y la energía empezará a entrar a raudales en todas las partes en las que no se le había permitido la entrada.

Hagas lo que hagas, hazlo con esta idea de que tienes que fluir más. No seas el río. Se el fluir del río.

Si coges a alguien de la mano, sujétala de verdad. La tienes entre las tuyas de todos modos, así que ¿por qué desperdiciar el momento? ¡Sujétala de verdad! No te limites a ser dos manos muertas sujetando otras dos manos, mientras cada uno de vosotros se pregunta cuándo se marchará el otro.

Si hablas, habla apasionadamente.

La vida debería ser una pasión, una pasión vibrante, palpitante, una tremenda energía. Hagas lo que hagas, no debe ser gris; en otro caso, no lo hagas.. No hay obligación de hacer nada, pero lo que te apetezca hacer, hazlo de verdad.

Todas las inhibiciones desaparecerán poco a poco, y recuperarás tu vida entera. Recuperarás tu cuerpo y tu mente.

Llevo un tiempo leyendo a OSHO y la verdad es que este hombre me parece un genio. Todo lo que he escrito hoy viene de sus libros. Algunas cosas son sus palabras y otras simplemente su filosofía pero si te ha gustado, te invito a que descubras alguno de sus libros y empieces a disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *