La Aventura Vale la Pena

Adventure is Worthwhile

La aventura vale la pena. Pocas frases me han inspirado tanto como ésta.

Aun recuerdo la primera vez que leí está frase, sentada en mi maravilloso sofá de Newquay, en Cornwall. Estaba escrito en la cabecera de página de un diario que me regaló mi pequeña Irene.

Me sentí tan identificada con ella que tuve que informarme de inmediato. A partir de allí… encontré un mundo de liberación y autodesafío que, hoy por hoy, sigue dando sentido a mi existencia. Y es que sí, la aventura vale la pena!


Amelia Earhart (1897-1937), una muchacha guapísima que aparece por todo google con unas gafas de aviadora de los años 30 y mirada aventurera y soñadora.

 La aventura vale la pena

 

 

Amelia fue una aviadora estadounidense célebre por sus marcas de vuelo y por intentar el primer viaje aéreo alrededor del mundo sobre la linea ecuatorial.

Durante su infancia, Amelia dió muestras de su personalidad inquieta y audaz. Se involucraba en actividades atribuidas a los chicos: escalaba árboles, se deslizaba en trineo y disparaba ratas con un rifle. Dicen de ella que coleccionaba recortes de periódicos de mujeres que sobresalían en actividades tradicionalmente protagonizadas por hombres.

Durante la 1a Guerra Mundial se enroló como voluntaria en labores de enfermería en Canadá y se volvió a encontrar con su familia en California, dónde voló por primera vez.

Sus palabras sobre esta experiencia fueron: 

“Tan pronto como despegamos, sabía que tendría que volar de ahora en adelante”.

Lo mismo que sentí yo la primera vez que hice snowboard, surfing o que viajé sola. 

 Después de muchos viajes, de conseguir la fama y el respeto por ello y tras batir numerosos récords, Amelia desapareció en el océano Pacífico el 2 de Julio del 1937, cuando le quedaba poco para completar su travesía alrededor del mundo.


Hay muchas teorias en cuanto a su desaparición se refiere. Algunos hablan de conspiraciones, historias de espías, etc. Es un tema muy interesante, pero sin lugar a dudas, lo que para mí la hace ser tan especial son las ganas de vivir aventuras que tuvo y de romper con todo esquema.


Con ella, descubrí un mundo de aventura, coraje, pasión y significado. Tanto significó para mí su coraje, que he bautizado a mi blog con sus palabras y quería dedicarle mi primer artículo a ella. Espero que a vosotros también os sirva un poco, en lo que sea que consideréis vuestra aventura.

Y para terminar, aquí os dejo otra reflexión suya:

Las mujeres, como los hombres, deberían intentar hacer lo imposible. Y cuando fallan, su fracaso debería ser un reto para otros.

 

De aquí yo deduzco que entonces nunca hay fracaso =)

Gracias por leer, espero que lo hayas disfrutado tanto como yo lo disfruté escribiendo.

Si te gustó este post dale al like y comparte para que siga escribiendo nuevas entradas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *