Cómo ahorrar dinero y disgustos en Indonesia

Cuando estamos planeando un gran viaje, uno de los temas que más preocupan nuestra mente es el dinero.

Siempre queremos hacer un presupuesto que se acerque a la realidad al máximo, o bien porque tenemos una economía ajustada o bien porque de esa manera podremos disfrutar por más tiempo del paraíso…

Pero todos sabemos que calcular el coste diario que tendremos en un país que no conocemos es muy difícil y si algo he aprendido hablando con otros a viajeros que pasaron por Indonesia, es que allí es doble dificultad.

En este post os voy a dar algunos trucos para que en vuestro paso por Indonesia podáis ahorrar al máximo en dinero y disgustos.

1.Planifica tu viaje

Hazte un presupuesto diario aproximado e incluye una parte importante para imprevistos. Los habrá.

Aquí te dejo links a otros post de utilidad para planear este presupuesto y un presupuesto que hice yo para mi al volver de Bali:

Presupuesto de viaje para Bali.

La comida de Indonesia.

Guía práctica de Bahasa Indonesia.

Cambiar dinero en Indonesia.

Transporte en Bali.

Ahorra hasta un 50% en el alojamiento.
Encuentra las mejores ofertas con cancelación gratuita.

Reserva ya y paga en el alojamiento


2. Abre tu mente

Este es el primer paso a seguir para disfrutar de cualquier viaje.

Entiende que somos culturas diferentes y que lo que tu crees normal… no lo es tanto. Por lo menos para ellos no.

Cuando viajamos por Indonesia, los bulés (como nos llaman a los blancos occidentales) nos sentimos como un billete de dólar andante. Ves esa imagen en el reflejo de sus ojos a menudo y no es para menos.

Un Indonesio medio gana entre 80€ y 300€ al mes. La mayoría de viajeros que pasan por Indonesia gastan esto por día, sin contar con la pasta del vuelo… así que son matemáticas puras:

Si a un turista occidental le sumas la cara de feliz soñador que tiene viajando por el paraíso, el resultado es: un billete de dólar andante.

Te van a pedir dinero todo el tiempo, te van a intentar vender cualquier cosa que imagines y a menudo, te van a pedir bastante más dinero de lo que te pedirían si fueras local pero… No te lo tomes como algo personal, no lo es.

Es un tema de conversación habitual entre viajeros y son anécdotas que cuentas al llegar de regreso a casa. Todos intentan quedarse tu dinero!!! Es cierto!

Nos sentimos estafados, engañados… No nos gusta que nos traten de tontos! A nadie le gusta! Sigue leyendo y te contaré mis trucos para que esto no sea así pero desde ahora te diré: Abre tu mente. No te lo tomes como algo personal. No lo es. A todos los bulés que viajamos por Indonesia nos pasa lo mismo. Dejamos de ser lo que estamos acostumbrados a ser, (en mi caso la rubia, pequeñita, surfera que mete tanto ruido…) para convertirnos en un billete de dólar que anda y que es exactamente igual que el que viaja contigo.

¿Quién no ha dicho alguna vez… que todos los chinos nos parecen iguales?

Pues eso, abre tu mente. La próxima vez que un taxista después de una carrera de 45 minutos te pida 150.000 rupias por algo que sabes que vale 100.000, recuerda quien eres, de donde vienes y quien es él y de donde viene.

Después de eso ya valoras tu como gestionar esos 3€.

Es la grandeza del poder de adaptación a las circunstancias y de hecho… el siguiente punto que deberías seguir…

3. Aprende su cultura, sumérgete y adáptate

No puedes pretender que te traten como un local cuando no te pareces físicamente y no actúas como tal.

Sumérgete en su cultura, disfrútala y practícala. Habla con locales, pregunta el porque de sus costumbres. Son gente muy religiosa y están encantados de compartir su vida contigo. Les gusta mucho hacer amigos y ayudar a los demás.

Si te ven aburrido o triste querrán saber porqué y intentarán animarte dando lo mejor de ellos. Cuando te ven felices y sonrientes te sonreirán para que veas que les gusta que te sientas así. Si te ven con cara de perdido, te preguntarán a donde vas y querrán indicarte el camino…aun en carreteras llenas de tráfico donde tu te paralizas del miedo por la maniobra loca que acaba de hacer con su moto!

No te asustes si alguien intenta ayudarte. Desconfiamos cuando se nos ofrece algo gratuitamente. Es como un mecanismo de defensa que creamos en las sociedades occidentales para evitar ser vulnerables a posibles ataques de máximas capitalistas.

Es decir, nuestros rivales de batalla diarios y habituales en el poder económico se llaman cocacola, movistar, audi, apple… Son rivales demasiado poderosos, no se preocupan en absoluto por nuestros intereses, tenemos la batalla perdida antes de empezar y por consiguiente: Desconfiamos!

Nadie da 4 pesetas a cambio de duros!

Ahora olvida todo eso y recuerda: Con quien tratas en bali se llama Ketut o Made o Wayan y sí! Quiere sacarte 200.000 rupias de más por esa carrera de taxi pero también quiere que llegues bien a casa, quiere que estés contento, quiere que veas las cosas interesantes que hay por el camino, quiere que ames su isla como la ama él.

La gente en Bali quiere ayudarte. no desconfíes de las cosas buenas que te ofrecen y con las cosas que te parecen caras… siguiente truco:

4. Regatea

Hay 3 cosas que tienes que hacer para poder regatear bien en estos países.

Lo primero que tienes que hacer es aprender algunas palabras en Bahasa para poder negociar con ellos dando la idea de que conoces su tierra y por tanto sabes cuanto valen las cosas.

Además, les encanta saber que te gusta su cultura y que intentas sumergirte en ella. Todo será más fácil si sabes preguntar cuanto cuesta algo y darle una oferta en su idioma. Para eso te dejo una guía práctica de Bahasa.

Lo segundo que tienes que hacer es conocer el precio real de las cosas para que puedas identificar quien está intentando vender y quién quiere engañar. No es solo útil para no pagar de más sino que además, te ahorrarás situaciones incómodas. Es habitual que intenten subirte el precio de las cosas por ser blanco pero, también es habitual que te den el precio real y en esos casos, a nadie le gusta que le ofrezcan la mitad.

Si sabes lo que valen las cosas, no tendrás ese problema así que aquí van unos links con el precio de algunas cosas en Indonesia.

La comida de Indonesia.

El transporte de Indonesia.

Y por último, mi mejor consejo para regatear y para todo en Indonesia es:

5. Sonríe, no pierdas nunca la sonrisa

Los indoneses son gente muy risueña. Ya hemos dicho que son muy religiosos, especialmente en Bali, donde hay una mayoría Hindú, creen en el Karma y en las energías.

La gran mayoría te sonreirá sin motivo alguno… devuelve esa sonrisa!

Cualquier situación estresante… la gestionarás, vivirás y recordarás mejor con una sonrisa.

Si alguien te pide 80.000 por algo que sabes vale 20.000… con la más grande de tus sonrisas di:

“Tidak… mahal banget… Dua pulu ribu” (Nooo, muy caro, 20.000) y empieza el juego!!

 

¿Necesitas ayuda con tu ruta?

¿Planeas un viaje y necesitas información?
Puedo ayudarte de manera personalizada.
Ofrezco todo lo que he aprendido en mis viajes para ayudarte a planear tu ruta y con lo que saque, seguiré viviendo mi aventura alrededor del mundo 🙂
Contacta conmigo en info@laaventuravalelapena.com

5 Replies to “Cómo ahorrar dinero y disgustos en Indonesia”

  1. Pingback: Cambiar dinero en Indonesia - La Aventura Vale la Pena

  2. Pingback: Transporte en Bali - La Aventura Vale la Pena

  3. Veronica

    Muyyyy bueno!!@ te felicito tenes una forma clara sencilla y calida para expresar lo vivido!!!!
    Gracias!!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *